Maglia impulsa un plan económico anti crisis que incluye reducción de impuestos y eliminación de tasas

El intendente de Granadero Baigorria, Adrián Maglia, trabaja en la simplificación y modernización de la Ordenanza General Impositiva, norma que regula el sistema impositivo y tributario local. “Hay muchas tasas históricas que son obsoletas y que al eliminarlas representarán un beneficio directo para el vecino y el comerciante local”, dijo.
Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Imprimir

La Ordenanza General Impositiva de Granadero Baigorria rige y regula todas las tasas que se cobran en la ciudad. Asigna valores y ordena de qué manera se realizan los trámites que cada vecino y comerciante debe respetar.

“Es una ordenanza que tiene muchos años y que siempre fue emparchada a partir de una necesidad o de algo nuevo que surgía. Lo que buscamos ahora es que el Concejo apruebe las modificaciones que enviamos, con el fin de hacerla más simple, uniforme y moderna”, explicó Maglia. El objetivo del intendente de Granadero Baigorria es estabilizar las cuentas del Municipio, pero evitando que sea el vecino el que pague por ese objetivo.

En esa búsqueda, el intendente anunció que se elimina el cobro de un total de 36 tasas. “Vamos a reducir el costo de los trámites, lo que representará un beneficio directo para cada vecino y/o comerciante de Granadero Baigorria”, señaló Maglia. Entre los tributos más importantes que se eliminan figuran: fondo de pavimento urbano flexible, permiso adicional de publicidad, carteles y afiches en comercios, sellados, pago de carpetas, baja de comercios u oficios varios. “En total son 36 ítems los que se eliminan”, agregó el intendente.

A la par de la eliminación de tributos, la “nueva” ordenanza tendrá algunas incorporaciones puntuales. “Al igual que otros municipios de la zona y considerando que somos los únicos que no lo tenemos, estamos creando una tasa de mantenimiento de vías urbanas y pavimento, o como se anunció en medios, la llamada tasa vial. Es un ínfimo porcentaje que se aplica sobre una parte del combustible que se vende en la ciudad”, detalló Maglia.

A la vez, se creará una tasa para aquellos que vienen a la ciudad desde otras localidades y prestan servicios puntuales vinculados a la seguridad y la higiene. Hoy vienen empresas de volquetes o desgastadores, por ejemplo, y no pagan nada por trabajar en la ciudad. La idea es que para poder llevar adelante sus servicios se inscriban previamente y paguen un cannon.